Director General: Rubén Cortés Fernández
Diario La Razón
Búsqueda avanzada »
Jueves 31 de Julio | 08:29 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
Los productores aumentan 50 por ciento cada año

Más de La mitad DE la población mexicana bebe esta fermentación de cebada; somos el sexto país a nivel mundial que más consume el producto que es tradicional de Europa

 

Microempresarios encontraron en una bebida de tradición europea (desde la Edad Media los alemanes comenzaron a explotar este producto) el eslabón para competir con los grandes consorcios de México, se trata de la cerveza tradicional que en cerca de diez años ha incrementado su producción, consumo y distribución.

El pasado 11 de julio la Comisión Federal de Competencia (CFC) limitó los contratos de exclusividad de las dos principales cerveceras en el país, Grupo Modelo y Cuauhtémoc Moctezuma, a no más de 20 por ciento de productos en tiendas en los próximos cinco años.

Esa decisión abre las puertas a los productores artesanales que, aunque representan el 0.05 por ciento del mercado, incrementaron su presencia en el país en sólo ocho años, de acuerdo con distribuidores, productores y creadores de cerveza artesanal entrevistados por La Razón.

El maestro cervecero de La Graciela, José Aguilar, señala que cuando él comenzó en esta industria, en 2011, en el mercado existían cerca de 30 productores nacionales de cervezas, ahora, “en sólo dos años se crearon cerca de 150 y cada día se suma alguien al movimiento”.

Ese dato lo confirma la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex), que destaca que la producción de cerveza artesanal, desde hace una década, aumenta 50 por ciento cada año.

Roberto Tirado, como distribuidor de esta bebida, señala que la cerveza artesanal se ha convertido en toda una industria, pues desde que está al frente de Cervezas Gourmet, cada vez más marcas se suman al listado de ventas: “empezamos con 40 marcas hace 8 años, ahora vendemos más de 200 extranjeras y nacionales, iniciamos sólo con 15 mexicanas y ya tenemos 70”.

Lejos de la mercadotecnia y la dominación de las grandes marcas de cerveza, México se ubica en el sexto lugar a nivel mundial en consumo, 63 millones de mexicanos la consumen —62 litros per cápita al año—, el 56 por ciento de la población.

David Cambray, un apasionado de la buena cerveza y expendedor, señala que sí se habla ahora de una moda cervecera, por ello cada vez más productores caseros se convierten en microempresarios. Cambray está al frente de la tienda La Belga, en la colonia Roma, en ese punto de venta se encuentran bebidas de Bélgica, Holanda, Alemania, Inglaterra, República Checa, Tailanda, Finlandia, Francia, Italia, Brasil y México, en el cual la mitad de los productos son nacionales, sin embargo, aclara Cambray, los estilos son europeos, pues aún no existe uno mexicano.

El precio es un factor que limita al consumidor mexicano promedio para adquirir el producto artesanal, pues cuando una cerveza de 600 mililitros de los grandes consorcios cuesta no más de 25 pesos, una de la misma cantidad de alguna marca no vendida en centros comerciales, puede alcanzar hasta los 100 pesos.

Para Aguilar esto no es un problema, pues “las personas se están informando, entonces con tanta demanda habrá más establecimientos… el mercado crece porque el público es más conocedor de este producto, y por ende, bajarán los precios.”


La bebida creada por los dioses

Nacida hace seis mil años, la cerveza ha acompañado al ser humano a lo largo de su historia. De los sumerios a la época actual, “el vino de cebada” figura como la bebida predilecta del mundo.

Creada por la diosa Ninkasi, para los sumerios, y por el gran Osiris, para los egipcios, su historia va de la mano con la formación de las primeras civilizaciones y su paso del nomadismo al sedentarismo.

Con el cultivo y recolección de algunos cereales, y posteriormente con la invención del pan, que con la temperatura entraba en un proceso de fermentación y se creaba un líquido dulce; se incluyó en la dieta básica de las primeras sociedades.

Siglos más tarde, entraría a Europa gracias a las cruzadas y su paso por territorio africano, principalmente por Egipto. En el siglo XII, a raíz de fuertes nevadas se vio afectada la producción de vid, por lo que se tuvo que sustituir el vino con la cerveza. Alemania sería el principal productor a partir de ese momento.

Con el Descubrimiento de América y la colonización, la bebida fue introducida gracias a los españoles. La Ciudad de México sería el primer sitio del Nuevo Continente en tener una cervecería propia.

Con el paso del tiempo, la cerveza ha sido producida en masa por las grandes empresas y continúa en la cima del gusto popular. Sin embargo, en el país se ha presentado un creciente mercado de la artesanal o casera, basada en los preceptos originales europeos.

Por Axel Fernández

 


Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

fecha 28 de diciembre de 2013 00:07
ultima modificacion Ultima modificación: 21:09
autor Por: Anabel Clemente Trejo / anabel.clemente@razon.mx
 
Versión imprimir
 
Todo sobre este tema
 
Los productores aumentan 50 por ciento cada año

Foto Especial

 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones