Diario La Razón
Martes 25 de Abril | 3:31 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
La editorial Acantilado afianza su presencia en México

La visita de la editora Sandra Ollo estimula el mercado del libro español en nuestro país; “Acantilado tiene el propósito de establecer un diálogo con los lectores”, expresa

 

Acantilado, editorial con domicilio en Barcelona, España, fundada en 1999 por el filólogo y humanista Jaume Vallcorba Plana (1947 - 2014) —reconocido con el Premio Mérito Editorial en la FIL de Guadalajara en 2010— posee cuatro colecciones muy apreciadas por los lectores y la crítica especializada (El Acantilado, Narrativa Acantilado, Cuadernos del Acantilado y Acantilado de bolsillo), las cuales presentan lo mejor de la tradición literaria de Europa. Se encuentra de visita en México su directora general Sandra Ollo, invitada por Colofón, sello que distribuye los libros de Acantilado en nuestro país.

JPEG - 53.5 KB
Jaume Vallcorba Plana, fundador de Acantilado

En México supimos de Imre Kertész (Premio Nobel de Literatura 2002), gracias a Acantilado, que tradujo los libros del narrador húngaro al castellano y los comercializó en Hispanoamérica. Tentador catálogo que va de Steve Pincus a Peter Stamm, de Joseph Roth a Benjamin Constant, de Julien Cracq a Aleksiévich Svetlana, de Stefan Zweig a Ring Lardner... “No es un catálogo para especialistas y eruditos, al contrario, queremos que los lectores comunes se acerquen a la gran tradición de la literatura europea. Acantilado tiene el propósito de establecer un diálogo con los lectores hispanos: ser editor consiste en conversar con los lectores”, comentó en entrevista con La Razón, la editora: heredera, viuda del creador de esta firma editorial española independiente.

Es usted la compañera de vida del fundador, Jaume Vallcorba, y ahora está al frente de un proyecto editorial muy personal de su esposo. ¿Cómo asume esa responsabilidad? Me he quedado a cargo de un proyecto intelectual apasionante, herencia de mi compañero de vida, tener algo tan valioso en mis manos es retador. Adoro mi trabajo, mi herencia... Soy afortunada de haber sido beneficiada con semejante empresa espiritual. Editar libro es un hecho que se instala en zonas espirituales.

Acantilado es una muestra de los gustos de su fundador. ¿Sigue usted respetando esos entusiasmos, las obsesiones literarias de Vallcorba? Todo catalogo editorial refleja el gusto del impresor. Pero, el catálogo de Acantilado es fundamentalmente una nómina al servicio del lector. No olvidar que quien imprime libros es, primero que todo, un lector. Publico aquello que me ha interesado como lectora. No soy Jaume Vallcorba: respeto el sentido que él le dio a Acantilado; pero, también tengo mi propio gusto y mi propio criterio, y ésa es la voz que guía nuestro proyecto, después de su muerte, basada en sus principios y en sus objetivos. Es muy difícil superar la erudición de mi esposo, su olfato para saber qué determinado escritor podía ser un éxito o no, por encima de las leyes que rigen el mercado del libro.

Apareció recientemente una novela del narrador chileno Jorge Edwards, La última hermana, dentro de su inventario. ¿Se abre Acantilado a los autores hispanoamericanos? Hemos publicado poca literatura hispanoamericana. Creo que fuimos los primeros que dimos a conocer al Roberto Bolaño poeta, por ejemplo; pero, aclaro no está en nuestros planes explorar la literatura latinoamericana. La novela que cita, de reciente aparición, es una cuestión del azar que esté escrita por un chileno, pero es un texto que aborda un tema europeo. Nos interesa la literatura de corte europeísta: entendiendo a Europa no como una geografía, un territorio, sino como una realidad que va más allá de fronteras. Y el libro de Jorge Edwards concuerda, se aviene muy bien a ese marco de nuestros modelos, no sólo porque la temática aborda el París ocupado, sino porque la concepción escritural de Jorge, su manera de entender la literatura, acota una concepción, una mirada europeísta. Ni comprometidos ni desinteresados en el campo de la literatura latinoamericana: insisto, nos conciernen los buenos libros, más allá del origen geográfico del autor.

JPEG - 35 KB
Portada del libro "La última hermana" de Jorge Edwards

¿Su visita a México tiene el propósito de consolidar la presencia de Acantilado aquí? He venido a intercambiar ideas, establecer alianzas, precisar los mecanismo de distribución con Colofón, la empresa que nos representa aquí; sí, por supuesto, México es un mercado que nos importa: impulsaremos nuestra presencia a través de nuestras colecciones. Apreciamos mucho el gusto y los intereses de los lectores mexicanos. México le incumbía mucho a mi esposo, aquí fue Premiado en 2010 en la FIL de Guadalajara.

JPEG - 85.5 KB
Sandra Ollo, directora general de Acantilado
 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 12 de noviembre de 2016 13:28
ultima modificacion Ultima modificación: 22:39
autor Por: Carlos Olivares Baró/ carlosolivaresbaro@hotmail.com
 
 
Todo sobre este tema
 
 
La editorial Acantilado afianza su presencia en México

Foto: Carlos Olivares Baró

Ver galería completa Galeria
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones