Diario La Razón
Miércoles 24 de Mayo | 4:45 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Se apaga la voz de uno de los pioneros del grunge

La policía de Detroit encuentra el cuerpo del cantante colgado en su cuarto de hotel; acababa de dar un concierto; su esposa reveló que padecía depresión

 

La voz de uno de los arquitectos del grunge se ha apagado. Esa misma que recordaba a Robert Plant, de Led Zepelín (aunque él odiaba esa comparación) se extinguió luego que Chris Cornell, de 52 años de edad, se quitó la vida en Detroit la madrugada del jueves en un cuarto de hotel después de haber dado un concierto.

El frontman de Soundgarden y Audioslave fue hallado colgado, lo que preliminarmente hace suponer a las autoridades del condado de Wayne que el vocalista se suicidó, sin embargo, advirtieron, todavía será necesario realizar una necropsia al cadáver.

“Su esposa Vicky y su familia estaban consternados al enterarse de su súbita e inesperada muerte y trabajarán estrechamente con las autoridades para determinar las causas”, explicó el representante del cantante de Seattle, Brian Bumbery, en un comunicado.

Tras conocerse la noticia sobre la muerte de Cornell, figuras del mundo de la música como Elton John, Joe Perry, de Aerosmith, y Jimmy Page, de Led Zepelín, entre otros, expresaron sus condolencias por la muerte del músico que fusionó el punk, el hard rock y tesituras del heavy metal para crear un nuevo sonido que combinaba melodías suaves, guitarras distorsionadas y letras abstractas interpretadas con rabia: el grunge.

“Te amo hermano. Gracias por tu amistad, tu humor y tu intelecto así como tu talento tan singular e inigualable. Fue un gran honor conocerte como amigo y como compañero de banda. Estoy devastado y muy triste porque eres un amigo muy querido que se ha ido, pero no tu poder rockero desenfrenado, tus melodías delicadas y cautivadoras y la memoria de tu sonrisa que estará con nosotros para siempre. Tu hermosa voz y tu hermoso ser estará siempre en mi corazón. Que Dios te bendiga y a tu familia”, expresó el excompañero del cantante en Audioslave, Tom Morello.

Cornell corrió el mismo destino de otras figuras de ese movimiento musical que se originó en Seattle a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa, pues otras luminarias de ese género, como Kurt Cobain, de Nirvana, se quitaron la vida con su propia mano.

Por 13 años Cornell fue el líder de Soundgarden, banda conformada originalmente por el guitarrista Kim Thayil, el bajista Hiro Yamamoto y el baterista Matt Cameron, alineación con la que lanzó los álbumes Ultramega OK (1988), Louder than Love (1989) y el EP Screaming Life (1990).

Pero no fue sino hasta la publicación del álbum Badmotorfinger, en 1991, que la banda cobró notoriedad, pues fue de las primeras agrupaciones de Seattle en firmar un contrato con una gran disquera, el sello A&M Records.

Más tarde, la banda alcanzó la fama con su álbum Super-unknown (1994), que debutó en la posición número uno en la lista Billboard y vendió 5 millones de copias en Estados Unidos.

Aunque el grupo se de-sintegró en 1997, Cornell se sumó en 2001 al proyecto Audioslave, en el que estaba también Tom Morello, exguitarrista de Rage Against the Machine. En esa agrupación publicó tres álbumes.

Con la muerte de Cornell el último cantante de las bandas primigenias de Seattle que queda vivo es Eddie Vedder, de Pearl Jam.

 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 19 de mayo de 2017 00:31
ultima modificacion Ultima modificación: 21:36
autor Por: Javier Chávez / javier.chavez@razon.com.mx
 
 
Todo sobre este tema
 
 
Se apaga la voz de uno de los pioneros del grunge

Ilustración Elihu Galaviz La Razón

Ver galería completa Galeria
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones