Director General: Rubén Cortés Fernández
Diario La Razón
Búsqueda avanzada »
Sábado 30 de Agosto | 11:12 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
Blanca Heredia Blanca Heredia
 
Blanca Heredia
 
Guillermo O´Donnell

Blanca Heredia

 

Murió Guillermo O´Donnell. Me cuesta creerlo, me cuesta creer que esa voz suya tan peculiar que era entre grave y ligera, que le nacía del fondo del pecho, que resquebrajaba sin misericordia certezas y que inventaba nombres que servían para ordenar y alumbrar el mundo, ya no sea más.

Murió O’Donnell un martes en Buenos Aires, rodeado de sus amores y sus alumnos. Cuatro meses de cáncer horrible instalado en su cerebro, cuatro meses de una vitalidad imponente apagándose, cuatro meses de lucha y unos días finales de despedida. Tenía 75 años.

Murió Guillermo el Grande. No sólo por sus iniciales solían llamarlo sus estudiantes y muchos otros GOD. O´Donnell tenía algo de divino. La modestia, es cierto, le era desconocida. Sus dejos de altivez, sin embargo, se veían compensados con creces por la brillantez de su mente, por su calidez burbujeante y por ese placer inmenso y contagioso que parecía producirle el hecho simple y llano de estar vivo.

La ciencia política, la sociología política y las ciencias sociales todas están de luto. Mucho de lo que hoy sabemos, decimos y pensamos sobre autoritarismo, sobre democracia, sobre la relación entre el Estado, la ley y la democracia, particularmente, pero no sólo en relación a América Latina, aparecieron primero que en ninguna otra parte en la cabeza y en la mirada de Guillermo O´Donnell. Algunos de sus libros, en especial, Modernización y Autoritarismo (1972), El Estado Burocrático Autoritario (1982) y Transiciones del Autoritarismo (1986) marcaron un antes y un después en el estudio de los sistemas políticos. Sus textos sobre Democracia Delegativa, sobre Rendición de Cuentas Horizontal, y sobre democracia y Estado de Derecho nos dieron nuevos lentes y herramientas para identificar y analizar los principales atributos y también los retos centrales que enfrentan las jóvenes democracias surgidas a partir de la década de los 80.

Su obra destaca, sobre todo y ante todo, por su creatividad y su originalidad en el terreno conceptual. Guillermo O´Donnell fue un gran “nombrador” y un extraordinario “descubridor” de tendencias emergentes, de realidades y conexiones nodales ocultas, de terrenos grandes y decisivos por explorar. Por ejemplo, a finales de los 70, en medio del reinado del autoritarismo, O´Donnell detectó las tensiones y conflictos al interior de esos regímenes y se convirtió en pionero del estudio de las transiciones a la democracia. Durante finales de los 80s y principios de los 90, su mirada radiográfica volvió a servirnos a todos para identificar y nombrar las peculiaridades y debilidades más importantes de las nuevas democracias, tales como y muy centralmente sus déficits en materia de ciudadanía y Estado de Derecho.

Además de su labor como académico y como intelectual público, Guillermo O’Donnell impulsó la construcción de instituciones fundamentales como el CEDES en pleno autoritarismo en Buenos Aires y el Helen Kellog Institute for International Studies en la Universidad de Notre Dame. Fue, también, maestro, en el sentido más amplio del término, de muchas generaciones de estudiantes de ciencia política y sociología.

Se fue Guillermo, el de la risa potente y el brillo travieso en los ojos. Se fue el académico que nos dio a tantos latinoamericanos la confianza en nuestra capacidad para pensar y preguntar sin fronteras ni remilgos. Se fue el maestro exigente y, al mismo tiempo, tremendamente generoso. Se fue el conferenciante que, casi sin darte cuenta, te movía de tu silla, te ensanchaba la vista y te obligaba a revisar certezas heredadas, lugares comunes y comodidades falsas.

Se nos fue Guillermo el pensador, el inventor, el impulsor incansable de proyectos, el conversador fuera de serie, el alma de la reunión y de la fiesta. Se nos fue un latinoamericano grande, grandísimo.

Descanse en paz.




 
 
fecha 8 de diciembre de 2011 05:36
ultima modificacion Ultima modificación: 21:33
autor Por: Blanca Heredia
 
Versión imprimir
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Escuela y sociedad 00:55
Notas Relacionadas El fin de la educación: Extrañando a Postman 01:50
Notas Relacionadas Le ha llovido a Chuayffet… 03:19
Notas Relacionadas El desempeño de los alumnos mexicanos en matemáticas, PISA 2012: Algunos datos 02:30
Notas Relacionadas ENLACE: Costos y beneficios de su suspensión en 2014 01:45