Diario La Razón
Lunes 21 de Agosto | 7:08 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Carlos Bravo Regidor Carlos Bravo Regidor
 
Carlos Bravo Regidor
 
Días raros

Carlos Bravo Regidor

 

“O ya no entiendo lo que está pasando o ya pasó lo que estaba entendiendo” Carlos Monsiváis

Qué raros estos últimos días. Se suponía que luego de su desencuentro por la reforma fiscal, el PRI y el PAN habían negociado un trueque legislativo. Los panistas apoyarían la reforma energética que quería el PRI y, a cambio, los priístas apoyarían la reforma política que quería el PAN. El resultado, sin embargo, terminó siendo otro. Una reforma energética que parece más panista que priísta y una reforma política que parece más priísta que panista.

- Qué raros estos últimos días. Durante su XIV Congreso Nacional, buena parte de los delegados del PRD manifestaron abiertamente su oposición al Pacto por México. No obstante, cuando se sometió a votación si el partido debía permanecer dentro de dicha instancia, la gran mayoría estuvo de acuerdo. Poco después su presidente nacional, Jesús Zambrano, anunció que de todos modos el partido se retiraba del Pacto porque el PRI y el PAN estaban negociando la reforma energética al margen de éste. Pero aún así, al final, la mayor parte del PRD votó a favor de la reforma política.

- Qué raros estos últimos días. Desde fines de los años noventa hemos escuchado una y otra vez el diagnóstico de que el gobierno dividido (i.e., que el partido del Presidente no tenga mayoría en el Congreso) constituye un obstáculo para “las reformas que el país necesita”. En 2010, el gobernador Enrique Peña Nieto hizo suyo dicho diagnóstico y propuso explorar modificaciones en las fórmulas de integración del Poder Legislativo con el fin de garantizar la formación de “mayorías para gobernar” —ya fuera eliminando el tope a la sobrerepresentación, retomando la cláusula de gobernabilidad o reduciendo el número de legisladores plurinominales. Con todo, ahora que terminó su primer año de gobierno, sin ninguno de esos cambios y sin que su partido tuviera mayoría en las Cámaras, el Presidente Enrique Peña Nieto logró sacar adelante su agenda de reformas en el Congreso.

- Qué raros estos últimos días. Por un lado, hay izquierdas que lamentan como una gran derrota reformas cuya condición de posibilidad ha sido un creciente descrédito institucional del que ellas mismas han sido cómplices o incluso partícipes. Por el otro, hay derechas que celebran como un gran triunfo reformas hechas sobre las rodillas, con premura y desaseo, como si en la “modernidad” que largamente han anhelado fueran del todo irrelevantes la deliberación pública (que no hubo), los trámites legislativos (que se dispensaron), los detalles reglamentarios (que no conocemos), la eficacia regulatoria (que no tenemos) y los problemas de implementación (que serán muchos).

- Qué raros estos últimos días. Dejemos dicho, así sea sólo para futura memoria, que no augura nada positivo el hecho de que las prisas por reformar se hayan impuesto sobre la forma y el contenido de las reformas.

http://conversacionpublica.blogspot.com
Twitter:
@carlosbravoreg




 
 
 
 
fecha 16 de diciembre de 2013 01:02
ultima modificacion Ultima modificación: 21:48
autor Por: Carlos Bravo Regidor
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Expectativas malogradas: acusar recibo (y despedida) 02:01
Notas Relacionadas Optimismo cruel 01:58
Notas Relacionadas Primer año: encuestas e indicadores 01:19
Notas Relacionadas Otra crítica 02:25
Notas Relacionadas 20 de noviembre: ironías de una conmemoración 02:00