Diario La Razón
Lunes 27 de Febrero | 6:09 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Carlos Urdiales Carlos Urdiales
 
Carlos Urdiales
 
El muro va y la cuenta viene (EPN dice que no)

Carlos Urdiales

 

El muro de la ignominia de Trump lo pagará México, de una forma u otra. Nada interesó al magnate que Luis Videgaray, aprendiz de diplomático, haya dicho que los tabiques no serían costeados por nosotros. Veremos si la respuesta del Presidente Peña Nieto altera al inalterable güero.

La inflación pretexto o producto del reciente gasolinazo, y el que viene para febrero, difícilmente será contenida por un acuerdo hecho de buenas intenciones, sin compromisos exigibles ni con promesas del gobierno de que sus dependencias hagan lo que se supone hacen, o deberían hacer aun sin pacto mediante, menguante apenas al nacer.

“Velar, vigilar, promover, impulsar, facilitar, acelerar, cuidar, ahorrar…” son acciones inherentes al diseño de las carteras federales de Economía, de Agricultura, de Salud, de Hacienda, de la Profeco y demás agentes institucionales. Hasta del INE, que, por fin, reacciona y anuncia la cancelación de su nueva sede. Bien.

La mala costumbre del poder en turno de decir que hará lo que le toca nos ha costado sexenios de ineficiencia y corrupción, que pagamos todos, de una forma u otra.

Acabar de brutal manera con los subsidios a los combustibles fósiles es una misión cumplida con 10 años de retraso, nos dice José Ángel Gurría Treviño, Secretario General de la OCDE.

México era el único país de esa liga que mantenía un subsidio retrógrado fiscalmente hablando, injusto en términos sociales y aberrante en lo ambiental. La década de demora en tal decisión la estamos pagando todos, de una forma ruda y cruda.

El pronóstico del Banco Mundial sobre el crecimiento del PIB para México este año, que no alcanza todavía su primera quincena, ya fue recortado de 2.8 por ciento a 1.8 puntos. Tijeretazo a la expectativa de expansión del 35 por ciento. Hacienda ha dicho en el pasado que son estimaciones, no promesas.

Sin embargo, a la hora de las campañas electorales sí que ofrecieron crecimientos mayores a los del pasado. La chaparra salud de la macroeconomía también la pagamos todos.

Ayer el peso acumuló una depreciación que va de los 12.92 del 1 de diciembre de 2012, a los 21.61 en el tipo de cambio publicado por Banco de México ayer, deslizamiento del orden del 59 por ciento, y esto, aun sin viajes por el mundo, lo pagamos todos, de una forma u otra, en los costos integrados de un mercado nacional globalizado.

En fin, como dijo ayer Donald Trump en el prefacio de su mandato tras el colofón del de Obama, México le resulta simpático, su gobierno también, pero el muro va y la cuenta viene. De una forma u otra.

Ya veremos si populismo, corrupción, ineficiencia y cinismo de la clase política de izquierdas, derechas y centros pagan algún día algo. De una forma u otra.

urdiales@prodigy.net.mx
Twitter:
@CarlosUrdiales




 
 
 
 
fecha 15 de enero de 2017 00:15
ultima modificacion Ultima modificación: 21:29
autor Por: Carlos Urdiales
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas El factor Josefina 00:15
Notas Relacionadas AMLO y Yunes, enredo de lenguas 02:08
Notas Relacionadas El Botija Duarte y la Chimoltrufia Macías 03:20
Notas Relacionadas AMLO vs AMLO 00:20
Notas Relacionadas La demagogia de los “independientes” 03:22