Diario La Razón
Domingo 26 de Marzo | 11:01 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Rubén Cortés Rubén Cortés
 
Rubén Cortés
 
El muro de los brutos

Rubén Cortés

 

Los electores de Trump le perdonarían todo menos no construir el muro. Para esa franja de la población estadounidense, ignorante y empobrecida, el muro representa la humillación al país al que culpan de haber caído en la escala social. Y a los cortos de vista el agravio los alimenta más que el pan.

Trump los persuadió de que, gracias al TLC, los mexicanos les quitaron empleos, al igual que Hitler llevó a los alemanes a creerse que fueron los judíos (y no las aspiraciones imperiales fallidas ni los desastres de la guerra mundial perdida) los causantes de los males de la Alemania de entonces.

Entonces, lo más seguro es que el nuevo presidente de Estados Unidos cumpla su promesa de construir el muro y hacer que México lo pague, amparado en tres poderosas razones:

—El muro ya está casi hecho, no sólo porque está levantado a lo largo de mil 126 kilómetros de alambradas, tubos metálicos, malla metálica o planchas de acero, sino porque en el tramo donde no se ha construido es imposible, pues el terreno no lo permite: o son barrancas o es agua.

—Con cualquier faramalla podrá convencer de que lo construyó a sus electores, procedentes del sector más inculto, inepto y desinformado de Estados Unidos.

—Le sería fácil hacer creer que lo pagamos: no tendría que demostrar que fue un reembolso directo y bastaría decir que fue por un impuesto en alguna transacción, ante lo que México casi no tendría recursos técnicos qué oponer.

Así que México tiene casi perdido el contencioso político por la construcción del muro: ya está levantado casi todo el muro que se puede construir, y la forma de pago no tiene que ser directa. Ni esta administración ni la siguiente pueden escapar de la trampa populista del muro que les tendió Trump.

Como todo populista, Trump se basa en la estupidez de sus seguidores, y la mayoría de la población estadounidense no es precisamente un dechado de sapiencia. Un estudio de Zogby International muestra que sólo uno de cada cinco reconoce estar familiarizado con detalles de México.

Incluso, indican a Cuba y Venezuela (ni siquiera mencionan a México) como los peores enemigos de Estados Unidos en Latinoamérica, y eso que la encuesta se realizó entre ocho mil adultos a través de Internet, una herramienta utilizada más por las personas con mayor nivel educacional.

De ahí que no deberíamos desgastarnos en la reyerta por un muro que ya está, al que es difícil agregar muchos kilómetros más y por el cual jamás pagará ningún gobierno mexicano, del corte político que sea. Nuestra tarea está en renegociar con talento y rigor el TLC.

A eso debemos enfocar todo el empeño.

Twitter: @ruben_cortes




 
 
 
 
fecha 15 de enero de 2017 01:00
ultima modificacion Ultima modificación: 01:25
autor Por: Rubén Cortés
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Mal timing : el primer tropiezo 00:55
Notas Relacionadas México-Maduro: ya era hora 01:30
Notas Relacionadas El pueblo uniformado 01:43
Notas Relacionadas Si gana el PRI... será por eso 01:53
Notas Relacionadas Los oídos sordos de Eruviel Ávila 00:35