Diario La Razón
Jueves 30 de Marzo | 12:46 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Leonardo Núñez González Leonardo Núñez González
 
Leonardo Núñez González
 
Números de la tragedia en Venezuela

Leonardo Núñez González

 

Ayer se cumplieron 4 años del fallecimiento de Hugo Chávez. Si la situación económica, política y social de Venezuela era cuestionable cuando el comandante aún estaba al frente del gobierno, las consecuencias de la administración de su sucesor, Nicolás Maduro, son incontrovertibles: un desastre.

En un régimen en el que las cifras oficiales difícilmente pueden decirnos algo de la realidad, conocer la verdadera situación de los habitantes venezolanos se vuelve particularmente complicado más allá de las constantes noticias sobre las crisis de desabasto, los incesantes aumentos al salario mínimo o las estimaciones de una inflación de más de tres dígitos que se devora los ingresos de los ciudadanos. Sin embargo, aún existe un grupo reducido de fuentes de información que pueden darnos mayores certezas sobre las condiciones de nuestros hermanos venezolanos.

Se trata de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de 2016, un instrumento elaborado por varias de las principales universidades del país: la Central de Venezuela, Simón Bolívar y la Católica Andrés Bello. El trabajo analiza 6 dimensiones diferentes de la vida en Venezuela: alimentación, educación, pobreza, salud, seguridad personal y trabajo (acá pueden consultarse: http://bit.ly/2mtmHQq ) y sus resultados son dramáticos.

En cuanto a la pobreza, en 2014 48% de los hogares venezolanos se encontraba en situación de pobreza (una cifra muy similar al 46% de mexicanos que viven así), pero para 2016 esta cifra aumentó hasta 81.8% de la población. La categoría de pobreza extrema ya engloba ahora a 51.5% del país.

Las consecuencias de los desabastos alimentarios se han hecho sentir, al punto tal que, sin tener un problema de obesidad ni una política dedicada a combatirla, 72.7% de los venezolanos ha perdido, en promedio, 8.7 kilogramos en el último año de manera “no controlada”, es decir, en contra de su voluntad.

Igualmente, la tasa de violencia se ha disparado. En 2012 había 73 homicidios por cada 100 mil habitantes, hoy son 91. Para poner esta cifra en comparativa, pensemos que en el peor momento de la violencia en nuestro país, en 2011, tuvimos una tasa de 23 homicidios. Si la situación de violencia en México ya es preocupante en nuestros niveles actuales que están volviendo a repuntar, es casi imposible imaginar la realidad detrás de las cifras venezolanas.

Éstas son sólo algunas fotografías más claras de la tragedia que se está viviendo en Venezuela. A 4 años de la muerte de Hugo Chávez, su fantasma e imagen siguen siendo una fuente de legitimación para un régimen que no ha dudado en cancelar elecciones, negar las leyes emitidas por los legisladores, encarcelar a sus opositores, silenciar a los medios de comunicación hasta sacarlos del aire y aferrarse por todos los medios al poder.

El cambio que ha sufrido la sociedad venezolana ha sido vertiginoso y, a pesar de todo, aún no se vislumbra una salida clara para esta crisis humanitaria porque esta realidad aún es negada por el propio Nicolás Maduro. Vivir en negación no puede durar para siempre, pero mientras tanto sus consecuencias son espeluznantes.

leonugo@yahoo.com.mx
Twitter:
@leonugo




 
 
 
 
fecha 6 de marzo de 2017 01:33
ultima modificacion Ultima modificación: 22:13
autor Por: Leonardo Núñez González
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Los datos que derrotaron a Trump 00:44
Notas Relacionadas Consecuencias y silencios en el caso Odebrecht 00:34
Notas Relacionadas Echar a la calle a un presidente corrupto 00:15
Notas Relacionadas Trump vs. el Deep State 02:11
Notas Relacionadas Trump, los medios y la dictadura 03:58