Diario La Razón
Jueves 30 de Marzo | 12:41 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Witker Jorge Ernesto Witker Jorge Ernesto
 
Witker Jorge Ernesto
 
¿Venganza o justicia?

Witker Jorge Ernesto

 

Después de una semanita muy pesada, en la que sus sanciones no dejaron contentas a las mayorías, la cuestionada Comisión Disciplinaria de la Liga MX se enfrenta nuevamente a una encrucijada de la que al parecer tampoco saldrá bien librada.

El medio periodístico en general vuelve a exigir “sangre”. Se reproduce en el ámbito futbolístico lo que ocurre en el social. A veces, sin saberlo, se promueve más la venganza que la justicia. Para colmo, en esta ocasión los perjudicados son futbolistas de equipos populares y polémicos como América (Renato Ibarra) y Guadalajara (Isaac Brizuela), además de la mayor promesa del futbol mexicano (Hirving Lozano).

En los tres casos, las lesiones son indiscutiblemente lamentables y claro que hubo imprudencia de los “victimarios” en las tres acciones, pero no hay manera de hablar abiertamente de intencionalidad en ninguno de los tres casos, aunque en el de Sambueza tampoco pueda ignorarse la gravedad de la falta, más allá de sus consecuencias.

Otra vez la Comisión Disciplinaria, acotada por un reglamento que no siempre resulta justo, se encuentra en la disyuntiva de “quedar bien” con la opinión pública o con sus “patrones”, entre los que por cierto, también se ejerce una presión “subterránea”.

A veces se negocian los castigos entre los mismos equipos implicados; de hecho hasta no hace mucho había un acuerdo verbal de no pedir la inhabilitación de ningún jugador adversario. Ese convenio se había respetado hasta que en diciembre de 2015 América pidió la inhabilitación del puma Javier Cortés, tras la fractura de Güemes.

Chivas lo ha hecho esta semana, al protestar tras la lesión de Isaac Brizuela, buscando que a Rubens Sambueza se le inhabilite los tres meses que El Conejito va a estar en rehabilitación.

Pachuca no ejerció ese derecho, aunque se desconoce si la Comisión disciplinaria investigará de oficio la entrada inapropiada de Michael Orozco sobre El Chucky como lo hizo con el codazo de Jair Pareira sobre Jonathan Fabbro.

Lo que es claro es que la Comisión Disciplinaria no tiene escapatoria. Los medios le exigen que sea firme y radical con los castigos. En cambio, los dueños de los equipos quieren en su mayoría castigos laxos. Hasta el término medio resulta criticable.

witkerjor@yahoo.com
Twitter: @JorgeEWitker




 
 
 
 
fecha 8 de marzo de 2017 01:52
ultima modificacion Ultima modificación: 22:28
autor Por: Witker Jorge Ernesto
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas El resultado manda… 00:20
Notas Relacionadas Un set para recuperarse... 00:41
Notas Relacionadas Palencia y la autocrítica 01:27
Notas Relacionadas Las Águilas vuelan en CU 00:33
Notas Relacionadas Tanto por tan poco… 01:59