Diario La Razón
Jueves 30 de Marzo | 12:39 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Héctor Badillo Héctor Badillo
 
Héctor Badillo
 
El mundo vive su peor crisis humanitaria y política

Héctor Badillo

 

Ya es un hecho: el mundo afronta la peor crisis humanitaria y política de los últimos 70 años, desde aquel vergonzoso suceso que nos marcó otra vez, la Segunda Guerra Mundial, y que fue el detonante para crear en 1945 la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre cuyos propósitos fundamentales es velar por los derechos humanos y evitar una catástrofe igual. Sin embargo, algunos mandatarios, como es el caso del estadounidense Donald Trump, están dispuestos a ignorar y hasta desaparecer ese máximo órgano de la defensa de los derechos universales y políticos en todo el planeta.

Entre los problemas principales destacan los conflictos armados que se sufren en países como Siria, Sudán del Sur, Yemen o Nigeria. Las guerras en estas naciones obligan a sus habitantes a dejar sus hogares y desplazarse para salvar la vida. La pobreza y la hambruna son consecuencias de estos enfrentamientos y de otros factores sociales que están matando a millones de niños, mujeres y hombres en todo el mundo.

Es por esta razón que el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios y Emergencias, Stephen O’Brien, alzó la voz y denunció que el mundo vive la peor crisis humanitaria desde el nacimiento de la ONU, y aseguró que nuestra historia se halla en un punto crítico, ya que se calcula que en sólo cuatro países que están en medio de un conflicto bélico 20 millones de personas morirán de inanición.

A esto se suma una postura rígida por parte de una potencia mundial como es Estados Unidos, nación que bajo el mando de Trump ha disminuido las aportaciones económicas para la ONU y en consecuencia se reduce la ayuda humanitaria a los pueblos más pobres del orbe.

En ese contexto de preocupación para el máximo órgano internacional, México es otro claro ejemplo de alarma en las Naciones Unidas, en donde observan con preocupación la pobreza extrema principalmente en zonas indígenas, la enorme desigualdad social con más de la mitad de la población en situación económica crítica y la violencia que no cesa y que ya acumula más de 100 mil muertes en los últimos 10 años, peor que en los países que libran una guerra. A este difícil panorama para los 120 millones de mexicanos, también se suman los problemas de corrupción, abuso de poder e impunidad, los cuales sin duda pesarán en las próximas elecciones federales de 2018.

Correo: h_miguel_@hotmail.com




 
 
 
 
fecha 13 de marzo de 2017 00:14
ultima modificacion Ultima modificación: 22:58
autor Por: Héctor Badillo
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas El "Viktator" de Hungría 00:44
Notas Relacionadas Holanda dice no a la ultraderecha 00:34
Notas Relacionadas Vinculan a Calderón en caso Odebrecht 01:33
Notas Relacionadas ¿La justicia es igual para todos? 02:08
Notas Relacionadas Lo corrupción española pisa suelo mexicano 03:58