Diario La Razón
Martes 25 de Abril | 5:16 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Alfredo Castillo Alfredo Castillo
 
Alfredo Castillo
 
El regreso de Federer

Alfredo Castillo

 

Para Carlos L

Apenas en enero, cuando Roger Federer derrotó a Rafael Nadal en la Final del Abierto de Australia, el mundo del tenis opinó que sin escatimar la grandeza de Roger, su victoria había sido más una sorpresa que un hecho probable.

Roger tenía media década que no ganaba un Grand Slam y uno sólo en los últimos siete años. A los 35 años el suizo había logrado el más grande retorno de los últimos años.

Después de Australia, el torneo más importante que sigue en el calendario es el primer Masters 1000 que se juega en Indian Wells, California. Ahí se dieron cita los mejores tenistas del mundo. El escenario parecía el ideal para saber si lo de Federer en enero había sido una sorpresa o el punto de partida para un gran año del suizo.

Tras 13 años de no enfrentarse antes de cuartos de final, semifinales o final, el sorteo marcó que Rafael Nadal y Roger Federer se tenían que enfrentar en octavos de final. Esto es, la misma final que acababa de ser en Australia apenas dos meses antes.

En su enfrentamiento, Federer probablemente le dio a Nadal la derrota más contundente en los últimos años. Con un categórico 6-2 6-3, Federer dejó en claro que tan siquiera, sobre Nadal, su victoria en Melbourne no había sido casualidad.

Pero el suizo siguió avanzando y llegó a la final para enfrentar a su compatriota y número tres del mundo: Stan Wawrinka. En un horario sólo propio para la televisión pero no para los jugadores, Roger derrotó en menos de una hora y veinte minutos a Wawrinka, para llevarse en este 2017 los dos torneos de tenis más importantes que se han jugado hasta el momento.

Roger. tras su victoria está en el lugar 6 del ranking mundial y supera un record de Andre Agassi, quien era el tenista con mayor espacio entre un Masters 1000 ganado y otro. Agassi lo hizo cuando ganó en Miami en 1990 y el de Cincinnati en el 2004.

Ahora, Roger lo hizo después de 15 años, cuando en el 2002 ganó en Hamburgo (A Marat Safin, quien se retiró en el 2009) y ahora en el 2017 Indian Wells.

Roger declaró que no descarta buscar ser el número uno del mundo pero que para eso tendría que ganar otro Grand Slam. Roland Garros parece complicado pero Wimbledon podría ser su oportunidad.

En su discurso al recibir el trofeo, Wawrinka dijo: “El mundo del tenis disfruta verte jugar y en lo personal yo era tu más grande admirador en la final que jugaste en Australia hace dos meses, y hoy estoy jugando contra ti”.

Muchos lo atribuyen a un revés más agresivo (ya no corta tanto la bola), otros a que juega con una cabeza de raqueta más grande (97), algunos más a que ya no tiene la obligación de ganar. Como sea, Roger está de regreso y tan siquiera en estos dos meses, se ha vuelto a ver como el Federer del 2004.

Titular de la Conade



 
 
 
 
fecha 20 de marzo de 2017 00:33
ultima modificacion Ultima modificación: 22:44
autor Por: Alfredo Castillo
 
 
Todo sobre este tema
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas