Diario La Razón
Sábado 27 de Mayo | 8:01 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Gerardo García Gerardo García
 
Gerardo García
 
Enrique de la Madrid, ¿el caballo güero?

Gerardo García

 

Pues es cuestión de enfoque el advertir que la caballada está flaca, parafraseando al clásico. Para algunos, quizá la cuadra está famélica; para otros, más bien que hay un percherón escondido en el establo. Lo cierto es que en estos tiempos, las respuestas no siempre están flotando en el aire. Nada, pues, es lo que parece.

El mundo transita por tiempos de hartazgo. La ciudadanía agotada del actuar de los políticos tradicionales, en ocasiones se deja ir por la melodía del flautista, y termina eligiendo en las urnas a personajes cuya única valía es su discurso anti sistema. En otras, desestima al discurso populista y vota por personajes que, aunque crecieron en el sistema, hacen de su diferencia de visión ante la politica tradicional, su bandera principal. Va del mundo del Trump electo por un pueblo agotado de la política made in Washington, al de Emmanuel Macron que en Francia llega como independiente a la presidencia –aunque era hasta hace poco integrante del gabinete del actual presidente, Francoise Hollande- enarbolando el estandarte del cambio sin disrupción. México tendrá elecciones presidenciales en un año más y la sucesión presidencial está en marcha. Hasta hoy, quien encabeza las encuestas es el único político que no ha dejado de hacer campaña hace lustros. Andrés Manuel López Obrador, que no podríamos considerarlo como un político transformador, sino más bien como un candidato populista que juega a la promesa de lo imposible para ganar los comicios.

En el Partido Revolucionario Institucional las cosas no pintan del todo bien. El partido en el poder está tocado por la mácula de la corrupción y sus potenciales candidatos presidenciales no parecen gozar de la mayor aceptación entre los electores, pues le significan la muestra de lo más negativo del PRI. Los estrategas de ese partido lo saben y por ello parecen haber mirado a uno de los pocos personajes en ese partido que no carga con los pasivos que otros en términos de percepción ciudadana. Ese, el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid.

El funcionario encabeza una dependencia que sólo ha dado en los últimos meses buenas noticias. El éxito del sector ha sido de igual manera un reflector para él que le ilumina una posibilidad que, al menos hasta hace unos meses, parecía sumamente remota. Con un perfil más ciudadano, sin mayor carga negativa o escándalos que le precedan, el hijo de Miguel de la Madrid, quien fuese presidente del año 1982 al 88, incluso no tiene el peso del apellido como lastre, pues a su padre no le fue achacada historia alguna de corrupción. No es mal visto, pues.

Y él lo sabe, y muy probablemente ya le abrieron la oportunidad de placearse en los medios desde Los Pinos. Por eso su entrevista que fue publicada ayer por el periódico El Heraldo.

Enrique de la Madrid no se distrae como turista chino con cámara nueva al hablar del año 2018 y su correlación con Los Pinos: “Todos los que están en un cargo público de cierto nivel juegan: gobernadores, secretarios de Estado y líderes de partidos políticos forman parte de la reserva para contender por la Presidencia de la República…

…Repito, todos los que están en ciertas posiciones de estos niveles juegan. Pero, ¿cómo juegan? Juegan haciendo bien su trabajo, juegan cumpliendo con las tareas que les corresponden”. Se lee en la entrevista.

Pues ahí está: el primer secretario de Turismo en la historia de México que entra a una baraja que antes parecía imposible.




 
 
 
 
fecha 9 de mayo de 2017 00:14
ultima modificacion Ultima modificación: 23:49
autor Por: Gerardo García
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Una Trumpada más… y el Caballo Güero se apunta 01:44
Notas Relacionadas Yucatán y el Mejor Hotel del Mundo 00:15
Notas Relacionadas El frágil negocio del Turismo 00:41
Notas Relacionadas La pelea entre los Cosío y los Riu le pegó a Cancún 01:29
Notas Relacionadas Nadie se pelea con su cartera 01:12