Diario La Razón
Jueves 17 de Agosto | 10:33 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Obdulio Ávila Obdulio Ávila
 
Obdulio Ávila
 
El frente amplio democrático de la ciudad de méxico

Obdulio Ávila

 

Hace unos días, la cúpula del PRD avaló el Frente Amplio Democrático, tendiendo el camino para realizar una posible alianza con el PAN en el ámbito nacional. Lo que queda por descifrar es lo correspondiente al proceso electoral de la Ciudad de México, proceso íntimamente ligado al Frente anunciado.

En ese sentido, ¿cómo se llamaría un frente amplio en la Ciudad de México? Sobre todo, con la inconveniencia de que el PRD es el partido gobernante, por tanto la alianza no podría denominarse como opositora.

Cabe mencionar que una encuesta de la empresa Parametría reveló que la jefa delegacional en Miguel Hidalgo sería prácticamente el único actor relevante por el blanquiazul, para competir por el Gobierno de la Ciudad, sobre todo si el competidor por Morena es Ricardo Monreal ya que a él lo posiciona con un 28 por ciento, mientras que a la miguelhidalguense le otorga un 26 por ciento.

Porfirio Muñoz Ledo llama al recién bautizado FAD, como “Frente Holgado”, calificándolo de ser reflejo de un pragmatismo vulgar de personas que sólo buscan “hueso”. ¿Habrá olvidado el añejo político de izquierda, la operación para que Jorge Cruickshank fuera senador? Por lo pronto, el exembajador en Irlanda en el sexenio de Fox, Agustín Basave, descalificó las aseveraciones de Muñoz Ledo, acusándolo de que “cuando éste le levantó la mano a Fox, Cárdenas estaba aún en las boletas y no había ningún proyecto”.

El cuestionamiento al FAD fue secundado por Dolores Padierna y Alejandro Encinas, ambos actúan como caballos de Troya de Morena, una en las filas del perredismo y el otro desde el escaño de “independiente”.

Martí Batres asevera que son los propios militantes del PRD quienes rechazan la alianza con el PAN, y que ya hay muchos perredistas en su estructura. No cabe duda que los morenistas no sólo se asumen como puros y santos, sino ahora agregan a sus virtudes autoproclamadas, la clarividencia y la asunción de la voluntad colectiva.

Lo descrito plantea un complejo escenario para el relevo del Jefe de Gobierno. En las tres últimas elecciones, un exjefe de Gobierno compite por la Presidencia de la República: Cuauhtémoc Cárdenas, la primera, y Andrés Manuel López Obrador, las dos subsecuentes.

¿Qué sumaría el PRD al PAN o viceversa, en un Frente Capitalino, que no opositor, si la militancia del sol azteca finalmente se adhiere al candidato que escoja el transexenal mesías tropical?

En el caso de la alianza de estas fuerzas políticas en la Ciudad de México, el Frente Amplio debe ser precisamente amplio, alejarse de manera contundente de la política palaciega y vincularse con los distintos actores de la sociedad y líderes de opinión, que tienen causas con un sentido y vocación ciudadana, y buscan un vehículo para resolver sus planteamientos. El frente que resulte, debe hacer bien las sumas y no restar, no vaya a ser, que en una de ésas, sí se cuele un Juanito.

oam974@gmail.com
Twitter:
@ObdulioA




 
 
 
 
fecha 3 de julio de 2017 00:03
ultima modificacion Ultima modificación: 00:03
autor Por: Obdulio Ávila
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Ojo(s) con Rigoberto 00:06
Notas Relacionadas El Pensil Americano 01:00
Notas Relacionadas La integración del Congreso local 07:37
Notas Relacionadas El congreso local más oneroso 01:01
Notas Relacionadas La geografía electoral citadina. El réquiem de los paraestatales 00:50