Diario La Razón
Jueves 17 de Agosto | 10:29 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Bibiana Belsasso Bibiana Belsasso
 
Bibiana Belsasso
 
Ojo con Michoacán

Bibiana Belsasso

 

Justo cuando parecía que Michoacán estaba mucho más tranquilo, el fin de semana pasado se vivió nuevamente una serie de hechos violentos en el puerto de Lázaro Cárdenas, un sitio estratégico para el narcotráfico y el crimen organizado.

Dos vehículos fueron quemados durante bloqueos carreteros. Hasta ahora, las autoridades estatales señalan a civiles como presuntos responsables, por estar en contra de los operativos implementados por las corporaciones estatales y federales en la región.

En los últimos tiempos se han intensificado los bloqueos carreteros. Y hace cuatro meses, ciudadanos y empresarios integrantes de la Mesa de Seguridad y Justicia en Lázaro Cárdenas hicieron un llamado “urgente” al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, para que atendiera el repunte de diversos delitos en el puerto.

Representantes del Consejo Coordinador Empresarial, de la Cámara Nacional de Comercio, de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, de la Asociación de Hoteleros de la Costa Michoacana, de la Asociación de Restauranteros de Lázaro Cárdenas y de la Asociación de Transportistas de Lázaro Cárdenas denunciaron que se había incrementado la cifra de plagios.

“Se ha visto un alarmante aumento del secuestro a la fecha, afectando gravemente la paz y la tranquilidad de la gente pacífica y de toda la ciudadanía productiva de este puerto;en este año tenemos conocimiento de ocho, el último lo está padeciendo, actualmente, la hija de un empresario local de reconocida solvencia moral”, externaron.

Como reportera he tenido la oportunidad de ir a Michoacán en los momentos más críticos. En el 2009 se dio la detención de Rafael Cedeño, líder de La Familia Michoacana. En esa época el estado estaba tomado por ese grupo criminal y por Los Templarios.

Políticos estatales de las más altas esferas del poder estaban involucrados con el crimen organizado.

Los secuestros, el cobro de piso y la invasión de propiedades por parte del crimen organizado eran cosa de todos los días. Muchos empresarios incluso se vieron obligados a dejar sus tierras y negocios para no perder la vida.

Michoacán era uno de los estados más complicados en temas de seguridad. Con grupos del narcotráfico y autodefensas enfrentados entre sí.

Tiempo después visitamos el puerto de Lázaro Cárdenas, cuando se estaban implementando los operativos federales. Se hizo una inversión millonaria para rescatar el puerto, modernizarlo y convertirlo en uno de los principales de América Latina.

Se retomó en gran medida la seguridad, bajaron los índices de extorsión y muchos empresarios pudieron regresar a trabajar.

El puerto de Lázaro Cárdenas durante años estuvo cooptado por los cárteles del Golfo y Pacífico, los cuales se disputaban las importaciones de droga, precursores químicos y armas.

Con el paso del tiempo, La Familia Michoacana y después Los Caballeros Templarios se apoderaron del puerto para la exportación de minerales de manera ilegal.

Para evitar que Lázaro Cárdenas fuera utilizado por el crimen organizado, el 4 de noviembre de 2013, las secretarías de Marina, Defensa Nacional, la Policía Federal y la Procuraduría General de la República, así como el Servicio de Administración Tributaria, asumieron el control de la seguridad pública, en lo que fue un hecho sin precedente para las operaciones portuarias.

La participación de las fuerzas federales a partir del trabajo conjunto comenzó a debilitar al crimen organizado con golpes a su estructura económica a través de operativos de revisión más exhaustivos a los contenedores —con tecnología de punta con rayos gama, además de binomios caninos— que concluían en aseguramientos millonarios de droga, armas o precursores químicos.

En la actualidad, el Centro Unificado para la Protección Marítima y Portuaria (Cumar), establecido en el puerto michoacano, tiene una sala de monitoreo y análisis de riesgos que recibe información de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas que, a su vez, comparte con la aduana marítima, sobre los buques y las cargas que transporta.

Actualmente, ahí operan 17 líneas navieras con 29 servicios marítimos comerciales que conectan a Lázaro Cárdenas con 38 puntos de 15 países de Asia y América, de donde proceden mil 500 contenedores de mercancía diariamente que son revisados escrupulosamente.

Diariamente llegan a puertos del país buques de todas partes del mundo, se pone atención a barcos provenientes de China, Taiwán, Panamá, Ecuador y Colombia, entre otros; estos buques en su mayoría tienen como destino final Estados Unidos.

No fue fácil retomar la seguridad del puerto y millones de dólares se invirtieron en eso. Ha sido una gran apuesta del Gobierno federal.

Hoy no se puede permitir que nuevamente los grupos del crimen organizado se adueñen de uno de los puertos más importantes del país.

bibibelsasso@hotmail.com
Twitter:
@bibianabelsasso




 
 
 
 
fecha 9 de agosto de 2017 01:07
ultima modificacion Ultima modificación: 22:46
autor Por: Bibiana Belsasso
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas El traslado de la Chapodiputada 00:49
Notas Relacionadas Trump, el racista inevitable 01:12
Notas Relacionadas El diputado de Morena embargado por el Tesoro 00:05
Notas Relacionadas Rafa y Julión patrocinan a ahijado de El Chapo 00:05
Notas Relacionadas El padrino de Rafa y de Julión 00:05