Diario La Razón
Sábado 19 de Agosto | 1:29 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Javier Solórzano Zinser Javier Solórzano Zinser
 
Javier Solórzano Zinser
 
Rafael Márquez

Javier Solórzano Zinser

 

Es muy probable que en medio de lo que llaman fama y el merecido reconocimiento como futbolista que se ha ganado Rafael Márquez, éste haya perdido de vista su propio entorno.

Personajes como él viven en medio de la algarabía cotidiana y la peligrosa adulación, hacen de ello, quizá sin darse cuenta, su forma de vida. Márquez hizo lo que en nuestro futbol muy pocos han logrado, de ese tamaño en la memoria sólo aparece Hugo Sánchez.

El Patrón tiene títulos que el excepcional Hugo no obtuvo con su equipo. Su paso por el Barcelona fue impresionante, a lo que suma lo que hizo en Francia y en el León, cuando parecía que estaba en el final de su atractiva y sensacional carrera.

Futbolísticamente Márquez ha tenido la virtud y la capacidad de reinventarse. Se cuida, es particularmente disciplinado, es un líder en la cancha y fuera de ella; habrá que ver si sigue siendo pieza clave en la Asociación de Futbolistas.

Rafa tiene virtudes que no se dan en nuestro futbol. Sabe pasar la pelota sin importar la distancia en la que esté su compañero —Ronaldinho se lo sigue agradeciendo—, sabe ser delantero y lee como pocos lo que pasa y puede pasar en un juego, como dijo Marcelo Bielsa.

Es un jugador cargado de cualidades y reconocimientos que está en medio del gran lío de su vida. Si no logra salir con bien del complejo trance, el desenlace va a ser brutal de la mano del escarnio, fenómeno propio de nuestras sociedades.

Las organizaciones criminales tienen particular debilidad por este tipo de personajes, a quienes adulan y tratan de cooptar. La delincuencia organizada está en la vida cotidiana de la sociedad, hoy existen más elementos para entenderlo y sobre todo vivirlo.

Márquez y Julión pueden ser también parte de una estrategia que los rebase y que pudiera tener actores y escenarios mayores. Es difícil saberlo, pero no se debe soslayar.

Rafa puede colocarse en el retiro triste e inesperado que lleve a que su brillante historia como futbolista y referente se vea opacada. La vida en muchos casos es el aquí y ahora, lo hecho y vivido a menudo es efímero y sólo forma parte de nuestras historias personales y no necesariamente de la memoria colectiva.

Márquez aparece como una de las presuntas piezas centrales en el lavado de dinero de un cártel que tenía la virtud de saberse manejar con bajo perfil. Su problema es que su presunta participación se estaría dando desde hace tiempo, se asegura que lleva varios años en ello.

La propia PGR estaba al tanto de la investigación, había detenido el 20 de julio en Zapopan a quien se presume es la cabeza de la organización, Raúl Flores.

Hasta el Presidente apareció en esto. Está fuera de lugar la fotografía que se tomó con Julión, la cual se apuraron a bajar. ¿Nadie le reportó a Peña Nieto lo que estaba por venir un día después a sabiendas de que su gobierno había detenido al capo y que EU estaba tras él? De nuevo el Presidente expuesto en deterioro de su imagen y bajo la enésima evidencia de la mala comunicación de su gobierno.

¿Qué es lo que viene para Rafael Márquez? Hay que consignar que no está acusado, la información precisa que hay “indicios”, al igual que con Julión. Sin embargo, en EU ya se tomaron medidas que les van a afectar seriamente, les retiraron la visa y no les va a permitir acceso a sus cuentas, tanto en México como en EU.

La historia está escribiéndose. De entrada los elementos que se han reportado no pintan nada bien para El Patrón. Con todo, es el tiempo de la información fundamentada y de evitar juicios anticipados, Márquez en medio de lo que ahora son “indicios” se lo merece.

Esperemos, pero desde donde se vea El Patrón y Julión están metidos en un lío mayúsculo del cual no está nada fácil salir.

- RESQUICIOS.

• El PRI abrió su puerta para sobrevivir. Hoy no tiene cómo enfrentar al improvisado y confuso frente y menos a López Obrador. Lo que es más grave para el tricolor es que no se ve quién desde afuera haga la faena.

solorzano52mx@yahoo.com.mx
Twitter:
@JavierSolorzano




 
 
 
 
fecha 13 de agosto de 2017 00:50
ultima modificacion Ultima modificación: 00:31
autor Por: Javier Solórzano Zinser
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas El periodismo de De Mauleón 01:16
Notas Relacionadas ¿Qué van a hacer con Lozoya? 00:58
Notas Relacionadas TLC, llegó el día 01:15
Notas Relacionadas Odebrecht, antes de que sea más tarde 01:52
Notas Relacionadas Venezuela, Trump nos saca de la jugada 00:20